Escucha NEO FM online

La librería de mi barrio

Hay determinadas épocas en el año en la que algunos temas se hacen más visibles y más audibles. Los medios se refieren a ellos intensamente y como consecuencia la población percibe su importancia.  Este es el caso de la Feria del Libro, celebración a nivel nacional. La lectura y los libros y sus autores se convierten en protagonistas por unos días. La presencia de librerías y editoriales con profusión de publicidad, animan las plazas y  espacios públicos para enganchar a los futuros lectores.
Puerta Abierta se ha desplazado sin embargo a una librería de barrio, donde se inculca el placer de tocar los libros, hacerlos objetos de vista, de tacto, de olfato y de oído. ¿Qué más se puede pedir?
La librería El erizo de papel, tiene un espacio pequeño que estira y se vuelve grande cuando invita a los niños y niñas del barrio a escuchar Cuentacuentos y Lecturas o música. Es pequeña pero un lugar acogedor porque acoge todas las iniciativas que le ofrecen.  Orienta y aconseja libros para los papas y mamás y hace propuestas desde las estanterías para presentarles lo nuevo y lo alternativo.
            Su relación con el entorno  en el que se encuentra, llega a dar cabida también a los autores y autoras del mismo barrio promocionando también la escritura. No hay libros sin escritoras/es.

            Es el papel perfecto de una librería de barrio: facilitar el contacto con los libros para todas las edades, animando a entrar en este pequeño mundo de libros en donde cada rincón te puede ofrecer la oportunidad de  vivir una aventura y desarrollar tu imaginación.
-          Sandra Poblet López. Es Ingeniera agrícola y antropóloga y  finalmente ha vuelto a su antiguo barrio donde disfruta con una nueva ocupación: su pequeña librería de barrio.
-          Luisa María Martín Alonso. Es maestra, profesora de inglés y escritora de libros para niños.
Luisa Mª es maestra, profesora de inglés, poeta y es abuela. Todo este curriculum le permite acceder con facilidad y sensibilidad al mundo de la fantasía infantil.
Ha escrito varios libros,  Nanas de luna, Apuntes para un poema, Versos de sol, Rimas de mar y Adivitijos.

S. P. “Es más sencillo empezar con niños y jóvenes por el entorno en el que estoy que hay muchos colegios cercanos, y también porque es más sencillo traer a personas que escriben para niños porque son más cercanas. Como te hablaba, incluso dentro del mismo barrio, he encontrado a escritores, escritoras, poetisas que se han ofrecido muy gustosamente a participar y creo que es muy bonito poner en valor las obras de las personas que viven aquí cerca. 
Las cuatro presentaciones que hemos hecho de libros han sido cuentacuentos de autoras que son de Sevilla, de Huelva, de Cádiz; y es bonito porque no todas las escritoras tienen la posibilidad de difundir su obra. Desgraciadamente el mundo de las editoriales es un mundo difícil. Que te editen un libro es difícil y además si es un libro con tirón, mucho más. Es muy bonito dar la oportunidad y que los propios niños y niñas puedan hablar con las personas que han  ilustrado o que han escrito. 
 L. M. “Yo soy maestra, y empecé a escribir porque, soy maestra de inglés, pero cuando empecé allá por los  años 80  en Rosal de la Frontera, fronterizo con Portugal, me encontré que no se impartía inglés en las escuelas, se impartía francés; entonces tuve la suerte infinita de encontrarme con párvulos, se llamaba así el infantil de cinco años. Al encontrarme con aquellos niños y descubrí el mundo de la poesía. A esos mismos alumnos los llevé a primero de primaria, y vi que la poesía era una herramienta muy útil, Gloria Fuertes, Lorca, Celia Viñas, Machado para niños,  siempre se ha escrito poesía infantil por todos los poetas, los más grandes que podamos encontrar y la verdad es que era una herramienta que me acercaba también al mundo de la música, que a mí me encanta y a los niños les hacía muy fácil, muy cómodo muy ameno, muy mágico el encontrarse con la lectura y la escritura también. Los primero pinitos los hice cuando somos adolescentes, como aquello que cantaba Mari Trini, ¿Quién no escribió un poema…? Pero más de lleno, fue una vez que me metí en el mundo de la docencia con estos niños pequeños”.
La mañana del cuentacuentos en la librería del barrio fue muy completa porque los niños y niñas reunidos en la librería disfrutaron de las poesías, de los adivitijos y de las canciones de Luisa Maria.    Realmente es una forma de acercar a los niños y niñas a las librerías, de hacerlas vivas y participativas. 

Sumando talentos

Sumar Talentos, sacar sonrisas
El conocimiento de que hay un alumnado que tiene altas capacidades, es cada vez mas aceptado en los medios educativos, si bien es verdad que siguen pasando desapercibidos por falta de una preparación específica del profesorado que no tiene los conocimientos para poder  descubrirlo o diagnosticarlo.
Los y las perdemos.
A veces puede ocurrir que sí se diagnostican pero no se sabe que hacer con ellos: 
- Que sigan el mismo curso del resto de la clase, “que no les viene mal”. 
- Que hagan el doble de trabajo, “si no les cuesta". 
- Que pasen de curso para que estén con otro nivel y otro profesor, "Si son tan listos/as".
¿Las o los perderemos?.
Este es un tema que no parece complejo, pero la mayoría de los centros educativos donde se detecta algún caso, no encuentran soluciones que satisfagan a todos los actores que intervienen: ya sea profesorado, psicólogos, familia o el propio alumnado.
Encontrar soluciones no es una necesidad de un determinado alumno o alumna o del docente al que le toca ese curso. La respuesta para estos casos, se encuentra en el propio centro, incumbe a todo el claustro porque depende de  la percepción que se tiene sobre la globalidad  del alumnado que acoge y es una oportunidad para trabajar sobre el proyecto de centro que se quiere tener. 
Podemos decir, sin embargo, que algo empieza a cambiar y podemos hablar de algunos centros que elaboran su proyecto teniendo en cuenta  que la diversidad es la realidad de todos los centros y que para atender a la diversidad hay que estar preparados. De esta forma no los perderemos, sino que  sumaremos sus talentos y se multiplicaran las sonrisas.
Hoy nos han acompañado:
Silvia Delgado López, directora del Ceip Maestro Antonio Reyes Lara 
Alberto Flaño, Presidente de la Fundación Avanza.

A.F - "En muchas áreas de nuestra vida funcionamos muchas veces con mitos y con los alumnos de altas capacidades pues también. Tendemos a pensar en “qué suerte tienen” y  como es muy listo,  ya no necesita nada. Esto es un error garrafal, porque los niños no aprenden por ciencia infusa, y necesitan de los adultos que los guiemos, y el que tiene más capacidad para aprender más rápido, o captar antes las cosas, necesita más guías porque si no es así va a ir muy perdido.
Estas serían pautas que sí que necesitamos estar atentos a lo que son los niños. En principio como cualquier otro niño. Hay niños que demandan un tipo de cosas, otros otras, Unos demandan cambio de actividad cada tres meses y otros cada mes porque ya he aprendido todo lo que quería.
De lo que se trata es de conocer a los niños y adaptarse a su ritmo".
S. D. - "En mi práctica diaria observo que  hay niños que pueden tener estas características y entonces a partir de ahí se pone en marcha todo el protocolo de actuación relacionado con la detección que es un factor clave. La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía con su Plan de Actuación con el alumnado de Altas Capacidades hace que a la hora de publicar este trabajo, cobre fuerza y nos permita ir un  poquito mas adelante y con mas seguridad.
Al observar la diversidad, entendemos que estos niños tienen que ser valorados y así lo son.
Yo ya empiezo a pensar que igual que adoptamos cualquier medida relacionada con la diversidad ante cualquier alumno que lo necesita, ellos también necesitan su sitio, también necesitan su seguimiento y que sean atendidos en la escuela para mantener su felicidad en la escuela. 
Es a partir de ahí de donde nace este proyecto de Innovación Educativa que he diseñado y presentado a la Consejería que se llama Sumamos talentos para multiplicar sonrisas, porque esa es la clave: Todos somos talentosos, pero nadie es bueno en todo. Pero si sabemos aprovechar las cualidades y los talentos que tenemos cada uno, y los podemos poner en juego, les enseñamos a trabajar en equipo y podemos mirar al futuro con ojos de esperanza.
Es que así es la sociedad. No porque yo aprenda muy rápido  y lo sepa todo, si lo hago en solitario, soy feliz. No, es que es una sociedad de todos. Una sociedad en la que hay que compartir y relacionarse con los demás y eso implica el conocimiento de uno mismo (yo hablo mucho con ellos a nivel emocional) y plantearles retos, donde cada uno es diferente, tiene talentos distintos, donde potencian sus propios talentos y los ponen en juego en el trabajo en equipo. Hacemos trabajos maravillosos".
Conocer estos proyectos llena de esperanza a muchas familias que no saben que se puede o se podría hacer si tienen alguna hija/o que lo hayan evaluado como  alumnado de Altas Capacidades. Tambien no alegra saber que existen organizaciones que ayudan a que se puedan llevar a cabo estos proyectos o sirven de apoyo para que se creen alternativas educativas a este grupo de alumnos/as.