Escucha NEO FM online

Conquistando Europa, desde la escuela.



Se puede considerar que los españoles somos hoy, más europeos que fuimos nunca. Pero Europa fue, hasta no hace mucho tiempo, un conjunto de naciones y pueblos que nos resultaban extraños por sus costumbres y por su lengua. Nuestros abuelos tuvieron que emigrar hacia estos países que en otra época resultaban la única forma de sacar adelante la familia, superando unas lenguas desconocidas, aceptando unas costumbres diferentes. Ellos sin un nivel cultural alto lo consiguieron, y ahora son sus nietos los que desean volver a conquistar Europa.
            Pero Europa ya no es un conjunto de países extraños. Europa ahora es una comunidad, es la unión de casi todos los países que la integran, y podemos viajar sin fronteras entre todos aquellos que que conforman el espacio Schengen.
Para crear el espíritu de una Europa común se hicieron políticas económicas pero también educativas y se crearon los programas Erasmus, Comenius y Grundtvig. El alumnado universitario tiene la posibilidad de estudiar temporalmente en las universidades europeas con las becas Erasmus que son una forma excelente de adentrarse en el espacio europeo,   sin complejos, mientras que el programa Comenius que preparaba a los alumnos y alumnas a través del profesorado ha sido sustituido por el programa Erasmus +.
            Buscando inculcar ese sentimiento europeísta a edades más tempranas, se ha encontrado la posibilidad de que el alumnado de Educación Primaria también pueda viajar a los países europeos acompañado del profesorado, logro que ya han conseguido realizar algunos centros.

Este es el caso del centro que nos ha visitado y que nos va a contar cómo se puede viajar con niños y niñas de Primaria, ¡A la conquista de Europa!
Dolores León profesora de música del Ceip José Mª del Campo de Sevilla
Esther Guerrero, coordinadora del proyecto en funciones
Alumnas/o: Emma Limón, Lucia Amaya, Andrea van der Akker, Mariam Kassab y Álvaro Oliva, todos de 6º curso de Primaria de este centro.


E.G.-"Es un proyecto que llevamos a cabo entre cinco países europeos: Rumania, Italia, Grecia, Francia y España. 
Los objetivos que nos proponemos son dos. El primero es la Mejora de las competencias lingüísticas. Esto es, poner en práctica los conocimientos que tienen de francés e inglés porque nuestro colegio es plurilingüe. Es una oportunidad fantástica para que vean la necesidad auténtica de practicar el idioma y de poderse entender de verdad  con sus iguales en otros países. No se busca tanto la perfección lingüística como la capacidad de comunicación. 
El segundo objetivo, tan importante como el primero es: Crear una conciencia de ciudadano europeo.
Nosotros somos andaluces, somos españoles  pero también somos europeos. Es muy importante que nuestros niños tengan esa conciencia de ciudadanos europeos activos, que es capaz de hacer algo bueno por Europa.  Ellos viajando conociendo a otros niños, y conociendo otras gentes y costumbres  se dan cuenta de que Europa ni es tan distinta a nosotros ni es tan igual. Hay que respetar las diferencias, conocerlas  entre nosotros comunicándonos, para así comprendiendonos mejor conseguir un espacio de paz".
D.L.- "Este es nuestro segundo año, que ya termina. Ha habido un encuentro en Rumania que ha sido con alumnos y profesores en el que han participado dos tutoras y diez niños. Este año el encuentro ha sido en Italia. Tengo que decir que han sido muy acogedores, que nos han recibido muy bien, en Sicilia, donde hemos estado, y me ha recordado mucho a como mis abuelos me hablaban de cómo los españoles recibíamos hace muchos años a los extranjeros cuando llegaban a España. Y esa sensación es la que hemos tenido tantos los niños como los profesores, de acogernos, de llevar a los niños a sus casas de invitarlos a comer, a la playa, a la heladería; y todo recibiéndonos gratamente. Sinceramente ha sido una experiencia muy bonita".
También nos han resumido su experiencia Emma, Lucía, Andrea, Mariam y Álvaro:
"Hablábamos en francés e inglés, depende de con quien estábamos. Al principio estaba nerviosa pero después  iba soltándome". "En Sicilia se come todos los días pasta. El horario era parecido. El desayuno sobre las 8.00 y el almuerzo sobre las 13.00. La cena era entre las 8.00 y las 9.00h". "Me han resultado diferente la gastronomía y los horarios de comer". "Mis padres me llamaban todos los días para saber que había hecho o lo que había comido". "La mayoría hablábamos en inglés, pero Francia solo hablaba en francés". "Llevábamos exposiciones sobre un folleto turístico que hicimos y sobre fotografías que nosotros hicimos y también un regalito como unas tarjetas como postales".





No hay comentarios: