Escucha NEO FM online

Ciencia en el Quijote





Con motivo de la celebración del 400 aniversario de la muerte de Cervantes, se han celebrado multitud de actos, editado libros y realizado muchas conferencias, e impartido cursos, todo ello para conocer mejor al escritor y a sus obras.
Sin duda,  su obra El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, no es sólo su obra cumbre, sino también la obra cumbre de la literatura española, y es por ello que es a esta obra de Miguel de Cervantes a la que se le han dedicado más estudios en esta celebración: sobre su vocabulario, sobre la geografía que pisa, sobre las costumbres, sobre el tipo de relaciones que plantea o sobre la ciencia de la época que nos muestra.
Uno de los aspectos más interesantes a reconocer en esta obra son las referencias que se hacen a algunos conocimientos científicos, los cuales, aunque podían ser de la época del escritor, no tenían por qué ser conocidos por el pueblo. Así podemos encontrar referencias sobre Astronomía, Medicina, Alquimia, Matemáticas, o Álgebra,  a veces de forma velada, y a veces en tono burlesco.
Todo ello hace que esta gran obra nos despierte la imaginación y la curiosidad por entender todos aquellos conceptos que  Cervantes va derramando en los diálogos de sus personajes. 
A veces, parece intencional la forma velada de decir mensajes de otros grandes autores de su época, para no ser vetado por la censura que la Inquisición ejercía en España sobre las ideas novedosas que estaban siendo generalizadas en Europa.

Puerta Abierta se suma al homenaje que se brinda a la obra de Cervantes, poniendo su punto de atención en los mensajes científicos que se descubren en la boca de sus personajes, Don Quijote y Sancho. ¿Cuánto conocía Cervantes de todo aquello a lo que se refiere en sus andanzas? 
Para ayudarnos a entender mejor esta obra, y a encontrar esos detalles que nos muestran algunos conocimientos científicos de la época hemos invitado esta tarde a 
- Concepción Torres, doctora en Ciencias Químicas, que es miembro a la asociación Cum magnum iubilo.
Un párrafo nos pone en situación de qué conocimientos entendía el Quijote que debería tener el caballero andante.
"-Paréceme que vuesa merced ha cursado las escuelas: ¿qué ciencias ha oído? (El Caballero del verde gabán)
 -La de la caballería andante -respondió don Quijote-, que es tan buena como la de la poesía, y aun dos deditos más. 
 -No sé qué ciencia sea ésa -replicó don Lorenzo-, y hasta ahora no ha llegado a mi noticia. 
-Es una ciencia -replicó don Quijote- que encierra en sí todas o las más ciencias del mundo, a causa que el que la profesa ha de ser jurisperito, y saber las leyes de la justicia distributiva y conmutativa, para dar a cada uno lo que es suyo y lo que le conviene; ha de ser teólogo, para saber dar razón de la cristiana ley que profesa, clara y distintamente, adondequiera que le fuere pedido; ha de ser médico y principalmente herbolario, para conocer en mitad de los despoblados y desiertos las yerbas que tienen virtud de sanar las heridas, que no ha de andar el caballero andante a cada triquete buscando quien se las cure; ha de ser astrólogo, para conocer por las estrellas cuántas horas son pasadas de la noche, y en qué parte y en qué clima del mundo se halla; ha de saber las matemáticas, porque a cada paso se le ofrecerá tener necesidad dellas.....[5]" 


- C.T. -"Nosotros estamos acostumbrados a toda esta división de las ciencias que hay, como dice él astrólogo, médico teólogo, pero en su momento y en su época no había ni siquiera un lenguaje científico y otro lenguaje que usaran los demás. Era como un saber global que tenía todos los conocimientos. Eso es por lo que ahora estamos luchando tanto; porque nos hemos tenido que especializar. El cerebro del ser humano tampoco es tanto y si  te dedicas a estudiar Física y Química pues te dedicas solo a eso. 
Ellos, probablemente porque el conocimiento no era mucho, pues podían ser un poco médico, un poco astrólogo, un poco de todo. Lo curioso de Cervantes es que él no fue licenciado en nada. En aquella época sí se podía uno licenciar, aunque en cosas globales. Lo que sí se buscaba mucho era en los manuscritos, en las libranzas, en los cartapacios, papeles variados, no impresos. En España se encuentran en el quinientos y en el seiscientos muchísimos manuscritos que jamás se han llevado a la imprenta, y ahora eso nos parece mentira porque enseguida que tenemos algo escrito lo llevamos al derecho de autor, no nos lo vayan a robar; y antes lo que se quería evitar era precisamente la lectura para que no lo aprendieran los enemigos de la nación. 
El Quijote está completamente alejado de lo académico. El reflejo que da el Quijote no es de que  él fuera un erudito, sino que toda esa ciencia la tenía el pueblo". 

La aventura del batán, el barco encantado, el bálsamo de fierabrás, la imprenta de Barcelona, el algebrista, los Montes de la Luna... durante el espacio de nuestro programa hemos intentado hacer un repaso por algunos de los momentos en los que Miguel de Cervantes nos mostraba a través de su personaje, El Quijote, la ciencia de su época.

"Ahora digo a la sazón: que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho". Don Quijote de la Mancha.



No hay comentarios: