Escucha NEO FM online

ACOSO ESCOLAR

Durante las 13 temporadas que este programa ha estado en antena, nuestros invitados e invitadas han hablado de muchos temas, referidos a las experiencias escolares a los trabajos de investigación en los centros, especialistas de todas las materias, etc. Pero de  entre todos estos temas, hay uno que nos resulta especialmente doloroso de tratar. Es el Acoso Escolar. Nos gustaría hablar de él como algo del pasado, o desconocido en nuestros centros. Pero no, está ahí, es presente y mucho nos tememos que aún le queda algo de futuro.
            Que en un programa sobre educación tengamos que hablar de niños y niñas a los que sus compañeros les pegan, se burlan y acomplejan, a veces, hasta llegar a destruirlos como persona, es sin más una incongruencia. Están en un recinto educativo, ¿Cómo es que puede ocurrir eso?
¿Son bromas? ¿Son novatadas? ¿Acaso son repeticiones de otras conductas recibidas? De cualquier forma son dolorosas, y pueden ocasionar un daño psicológico difícil de superar.
            Cuando salta la noticia de una niña o un niño que recibe acoso por parte de sus compañeros/as de clase, nos escandalizamos, escuchamos a la familia, que solo pide que se alejen a los maltratadores de su hija o hijo, o  al representante de la Consejería de Educación dando una respuesta a lo que se ha hecho para resolver el caso concreto. Y ya no sabemos más.
Y esto dura hasta el siguiente caso en el que se repiten los mismos argumentos de las familias y las mismas respuestas por parte de la representación educativa oficial.
Después de escuchar los últimos casos más recientes, nos sentimos doloridos, y pensamos que estos casos afectan a toda la sociedad, y todas y todos debemos de colaborar para evitar que sigan ocurriendo. 
Esta tarde, nuestra puerta se abre para ir a la búsqueda de soluciones al Acoso Escolar. 
Nos acompañan: 
  - Beatriz Blanco Núñez, psicóloga y orientadora del IES Puebla de Guzmán
-Teresa Izquierdo Fernández, 4º de Primaria en el Ceip Joaquín B. B
-Mª del Mar Castro García, madre de dos hijos en edad escolar del Ceip Lope de Rueda. 
 Representante municipal en el Consejo escolar. Colaboradora de la Asociación ASPAE, para el Acoso Escolar.
- Inma Blanco Núñez, maestra de Primaria en el CEPR Joaquín Benjumea Burín de  Espartinas.  
- B. B " Nosotros tenemos una responsabilidad grande como representantes del mundo de la educación, siempre hay que escuchar y que en un primer momento lo que no podemos es juzgar, ni a la mamá ni al papá  que viene denunciando que su hijo está mal, que está mal en casa. Cuando un padre o una madre viene y te dice eso, es que algo hay. No sabemos de dónde viene, no sabemos si es en la propia familia, no sabemos si se le puede dar  la entidad de acoso escolar, si cumple todas las características si es reiterado en el tiempo, si es siempre hacia la misma persona..., en fin  a lo mejor no cumple todos los criterios; pero lo que está claro es que cuando un padre o una madre vienen y te dicen que su hijo está sufriendo, tu los tienes que escuchar y tienes que dar respuestas a esa familia. No puedes ponerte una venda en los ojos o mirar para otro lado. Y también intervenir. Cuando un alumno lo está pasando mal, a lo mejor no es acoso escolar, pero eso no quiere decir que nos tengamos que cruzar de brazos, se puede trabajar la autoestima de este chico o de esta chica, se deben trabajar las habilidades sociales de todos para que aprendan entre ellos a resolver los conflictos, para que se crezcan, para que vivan felices. 
M. C. "Yo como madre, me da pánico escuchar lo que escuchamos muchas veces. Cuando un niño alerta, mas  que un adulto, cuando un niño se queja  mamá me han dicho, mamá no quiero jugar en el recreo, es porque ya hace tiempo que lo está pasando mal por algún motivo; bien sea que tiene un problema en la casa o bien sea en escuela con los compañeros o en el patio. Y hay que escuchar y ver dónde está el problema. Me da pánico porque cuando un niño alerta es porque lleva mucho tiempo sufriendo y sobre todo cuando somatizan el problema, ya llevan, no un mes, ni dos meses, sino mínimo un año y empiezan con los vómitos, y a llorar que no quieren ir al colegio, con dolores de cabeza, y eso es horroroso. Yo he escuchado barbaridades. ¿Dónde está la línea que separa el conflicto entre iguales del acoso?   Eso es lo que habría determinar bien entre toda la comunidad educativa. Porque  puede ser algo muy subjetivo, según de quien lo esté tratando puede decir son cosas de niños; esta es una frase que a mi me da mucho coraje. No son cosas de niños, puede serlo para los adultos, para un chiquillo o una niña que tiene 5 años no son cosas de niños, que a él le molesta que le empujen o que le insulten no es ninguna cosa de niños y hay que escucharlo y ayudarlo. Entre todos unidos, debemos poner remedio".
- T. I. "Uno de los principios que se nombra en la ley de educación primaria es el desarrollo personal y social y eso va antes que aprender a leer, aprender a escribir o aprender cálculo. 
Cuando se da un comentario ofensivo en clase a una compañera o compañero, en ese momento hay que tratar ese tipo de comentario y se tiene que resolver y dilucidar. Por supuesto el ofensor tiene que asegurarse de que ha restituido la autoestima y el confort de la compañera ofendida. Esos comentarios también violentan a los demás 24 que lo han escuchado. De manera que en clase tiene que haber un clima  adecuado. Te tienes que sentir en familia y no te tiene que dar vergüenza ni miedo el equivocarte, los errores son tesoros. No se puede aprender sin equivocarse. Si tienes miedo a equivocarte y no te sientes cómodo, a gusto no puedes aprender porque no te quieres arriesgar, no vas a ser creativo, no vas a desarrollarte como persona por el miedo a ser sancionado o a ser juzgado.
Si asentamos las bases de la confianza de la concordia, de la colaboración, del respeto, el amor por  diversidad, el amor por la diferencia, la curiosidad por saber qué piensa tu compañero o compañera, el deseo de reflexionar y de resolver  conflictos juntos, en un ambiente así es imposible que haya acoso. Es muy importante que el profesorado se forme y adopte un papel activo en este tipo de educación: educar en el ser"
I.B. " Cuando hay una confrontación entre la familia y el profesorado, eso lo están respirando los niños. No predicamos con el ejemplo,  queremos que los niños hagan lo que decimos, pero nosotros no lo hacemos. Si nosotros  un conflicto de malas maneras, habrá  hablándonos mal, insultandonos, con falta de respeto, si metemos el cotilleo, si metemos los insultos, todo esto es lo que nosotros estamos transmitiendo a los niños. Es lo que están aprendiendo, entonces tiene que partir de que en casa hay que hablar con respeto, con tolerancia. Hay que transmitirles a los niños y a las niñas que tienen que respetar a sus iguales, que da igual si lleva botines o zapatos, si lleva falda o pantalón, si es feo o guapo, si es gordo o delgado; porque esto es un tema añadido el de los estereotipos , es un tema que se da en el acoso "como yo soy el mas chulito de la clase, le puedo a este que es muy feo o que tiene las orejas así". Eso hay que tratarlo desde chiquititos". 
La educación es cosa de todos y cuando decimos esa frase tan bonita de que para educar a un niño hace falta toda la tribu, no es que haya que irse a África para ponerla en práctica. Somos nosotros, aquí y ahora los que conformamos la tribu y de la respuesta, de las soluciones, de los recursos educativos que se den, dependerá el que podamos poner fin a estos abusos.    








-        
-       
-          
l

No hay comentarios: