Escucha NEO FM online

¿No es fascinante?

                         
Hablar del mes de mayo ha sido siempre hablar de recuperaciones, de apretar los codos, y de preparar viajes de fin de curso.
Pero desde hace trece años la convocatoria de la Consejería de Educación de Andalucía y el CSIC  de la Feria de las Ciencias ha convertido este mes en escenario para el alumnado donde mostrar sus conocimientos y donde asombrarse con los que otros compañeros han querido mostrar.
Es una feria y es una fiesta.
Durante mucho tiempo  el profesorado muestra su perfil vocacional al salirse de los programas educativos y de los índices de los libros. Se trata de ilusionar, de mostrar lo mas apasionante de las ciencias al alumnado. Llevarles al campo de la investigación, mostrarles los descubrimientos que otros hicieron, generalmente a fruto del trabajo constante,  y a veces con ayuda de una casualidad.
Para participar en la Feria de las Ciencias, hace falta un proyecto en el que todo el centro está involucrado. Cada uno participa desde su puesto, pero es el profesorado de una determinada área el que coordina y diseña el camino para que el alumnado alcance los objetivos que darán como resultado una muestra de los conocimientos trabajados basados en las teorías científicas.
Visitar la feria de las Ciencias es siempre un placer si estás interesado en la enseñanza. Ver disfrutar a estos alumnos y alumnas nos hace pensar en el trabajo que hay detrás por parte de sus profesores y de su centro educativo.
Ver la cantidad de temas que son capaces de explicar a los visitantes, la cantidad de conceptos raros que manejan con absoluta naturalidad, es sorprendente. La ciencia está hecha por investigadores como ellas y ellos. 
En el programa de esta tarde han participado una parte del alumnado de 4º de Eso del  IES Juan de Mairena de Sevilla que participó en la feria de las Ciencias junto con uno de sus profesores.
- José Mª Vazquez de la Torre Prieto,  profesor de Matemáticas del Instituto Juan de Mairena, de Mairena del Aljarafe.
-         Sheila Rivera , estudiante de 4ª de ESO
-         Isis Guisado, estudiante de 4º de ESO
-         Pedro Santiago, estudiante de 4º de ESO
Estas han sido algunas de sus opiniones:
J.M.V –“El título del proyecto es Mujeres y Matemáticas. 
Cuando uno piensa en la Feria de las Ciencias, la gente piensa que van a ver stands con cosas de tecnologías, experimentos con robots, experimentos de física, de química o de biología. Pero el hecho de que en La Feria de las Ciencias participe un tema relacionado con las Matemáticas  y más con Mujeres y Matemáticas, suena un poquito extraño y el visitante nos lo ha hecho saber. De los ciento y pico de stands que hay, de Matemáticas somos pocos y tenemos un espacio cerca de donde están los demás (que tambien han trabajado sobre Matemáticas). 
Como la convocatoria sale a principio de curso, yo que había ido con ellos cuando estaban en tercero a visitar la Feria de las Ciencias,  les planteé que es lo que íbamos a hacer relacionado con las Matemáticas: algo manipulativo como lo hacen ya muchos centros o algo que fuera más original. 
En nuestro centro tenemos la suerte de que tanto la coordinadora de coeducación como en  coeducación se hacen muchas actividades y se trabajan muy bien, la violencia de género y las actitudes sexistas. Aprovechando eso y que la mujer como científica y como matemática no ha sido reconocida y lo ha pasado bastante mal, ¿qué (tema sería) mejor?, que no viene en los libros de texto y en la programación no se suele trabajar.
Lo trabajamos, lo aprendemos y vemos la influencia que ha tenido lo que ha aportado. Os aprendéis cada uno una parte de una matemática en concreto, y de ahí el proyecto en el que hemos presentado a ocho matemáticas. Hicimos ocho grupos y cada uno presentaba lo que (la científica) había aportado y las dificultades que había tenido, como por ejemplo vestir de hombre   para poder entrar en las tertulias científicas. Esto fue lo que representamos en el teatro que se hizo en el stand".
P.S. – “Esta experiencia de la Feria de las Ciencias es muy importante porque nos ayuda tanto  socialmente, para expresarnos y hacemos que aprendan los demás un poco sobre Ciencia. Enseñar a los demás es un poco difícil pero es una experiencia muy buena y me ha gustado mucho ya que no siempre tienes la oportunidad de que expliques a los demás y con esto aprendes cosas nuevas. La experiencia no ha sido para nada agotadora. Ha sido muy atractiva y con ganas de la siguiente feria”.
I.G. –“Se repartieron unas cuantas de (mujeres) matemáticas entre los grupos que éramos y a mi me tocó Grace Joung que es una matemática muy interesante.  Yo no la conocía pero después de buscar su historia y todas las cosas que hizo me di cuenta que era una mujer inteligente y verdaderamente muy interesante. Grace Joung trabajo normalmente sobre la Geometría y es una de las cosas que se ve. Escribió un libro sobre ella (Geometría) aunque no de las más difíciles”.  
S.R. –“Según el teatro que hicimos, como no podían, por ser mujeres, hacer cosas de matemáticas, se disfrazaban de hombre e iban a bares donde estaban ellos y discutían conceptos matemáticos y estaban a la misma altura que ellos e incluso más, porque había mujeres que les superaban. Cuando ya los hombres fueron dándose cuenta de que las mujeres valíamos tanto como los hombres en Matemáticas empezaron a echarles cuenta”.
A pesar de que algunos mayores piensen que los alumnos de antes sabían más, durante las jornadas de la Feria de la Ciencia  miles de alumnos han demostrado que ahora estudian conceptos antes desconocidos en los centros y manejan con desparpajo nombres de científicas como Theano, Emile Chatelet, Mª Gaetana Agnesi o Grace Young. 
De entre de los que hoy participan en la Feria de la Ciencia saldrán científicos que asombrarán a la sociedad con sus estudios. ¿No es fascinante?

¿Estudiar Historia, educa?







No es frecuente que el profesorado se plantee que es lo que realmente enseña su asignatura, que formación adquiere el alumnado cuando aprende cifras o datos de una materia.
Probablemente más de un profesor o más de un alumno, piense que la asignatura de Historia es una materia aburrida, sin sentido, que  solo pretende el recuerdo más o menos preciso de los acontecimientos sucedidos en el pasado.
Para otros, en cambio, la enseñanza de la Historia puede significar un análisis de todos los momentos históricos que ha traído la sociedad hasta nuestros días, creando modelos de convivencia diferentes, dependiendo de las situaciones y condiciones finales de los conflictos entre pueblos y ciudadanía.
La Historia enseñada tiene esos mismos planteamientos de entrada, pero cuando entra en el aula no se concreta de esa forma. La potencialidad de esta materia de transformar el pensamiento del alumno no se hace realidad en la escuela. Porque la historia que se enseña en la escuela se selecciona y se valora en dos grupos: como hechos buenos y otros que no lo son tanto. 

¿Es la Historia enseñada útil para la educación del ciudadano? ¿Es posible convertir el recuerdo de cifras, datos, fechas y mapas en una formación que le de a la persona una capacidad crítica de los hechos?
Estas preguntas  es lo que la Asociación Redes ha querido plantear a un grupo de profesores en la semana dedicada a la Fiesta de la Historia.
José Luis García Trujillo, profesor de Historia del Instituto de Secundaria Julio Verne de Sevilla.
Javier Merchán Iglesias, catedrático de Historia del Instituto Murillo de Sevilla y profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación.
Juan Antonio Ruiz Domínguez profesor de Historia y Director del Instituto Miguel de Mañara de San José de la Rinconada.
Manuel J. Fernández Naranjo, profesor de Historia y director del Instituto Virgen del Castillo de Lebrija.
 JLG: “Hay que esperar a 1990, con la LOGSE , a que aparezcan los proyectos curriculares de las Ciencias Sociales con elementos que configuran los objetivos, contenidos, evaluación y metodología y que van a tener una relación con contenidos actitudinales y de valores que aparecen en el área de Ciencias Sociales. Es la primera vez entonces en la enseñanza de la Historia en la que aparecen en sus programaciones el concepto de Ciudadanía y de Ciudadanía democrática. Porque se van a desarrollar en aquella área de Ciencias Sociales un apartado con una serie de principios básicos de formación ciudadana, de ciudadano demócrata. Esto ocurre en un momento en el que está desapareciendo el concepto de asignatura y aparece el concepto de área  que es algo mucho mas transversal y dentro de esa área ya los contenidos que se van introduciendo no solo son contenidos de Geografía, de Historia sino que aparecen contenidos de otras Ciencias Sociales que nunca se habían tratado como es la Antropología, la Sociología”.
J.M.- “La Historia es una materia privilegiada para formar determinados tipos de identidades y ciudadanía. la educación del ciudadano, de hecho en algunos países no existe ninguna materia que se llame Educación para la Ciudadanía sino que está incorporada a los estudios sociales en general y al estudio de la Historia en particular. En el ADN de esta asignatura está su capacidad de formar. En su origen, la Historia como disciplina nace  para la educación de príncipes y nobles. Educar a personas que se iban a dedicar a los grandes asuntos de gobierno. Según muchos autores la Historia tiene la función de formar a gobernantes y para ser una persona recta y ser un buen ciudadano. ¿Qué pasa cuando la Historia entra en el aula?  Todos esos planes no se cumplen si no, no se explicaría la caída de la dictadura en España o de la Unión Soviética con ciudadanos formados en ese régimen. La potencialidad que tiene la enseñanza de la Historia para adoctrinar  o formar ciudadanos, de un tipo o de otro, es limitada”.
J.A.R. – “¿Qué es ser ciudadano? Ciudadano es un ser autónomo que se siente parte de una estructura social y política. Que tiene una serie de derechos y responsabilidades para construir la sociedad. Ya no somos los súbditos de la Edad Moderna, sino somos los ciudadanos del mundo contemporáneo. Una pregunta interesante sería: ¿Qué tipo de ciudadanos esta formando nuestro sistema educativo? ¿Estamos, como dijera Ivan Illich, utilizando a la escuela como lugar donde se crea una sociedad en la que se transmiten los intereses de las clases hegemónicas? ¿O tal vez lo que se está creando es una masa de ciudadanos dóciles que sirvan de fuerza de trabajo que ciegamente siga a los dictados de los medios de comunicación, de las multinacionales, de los políticos y que no cuestionan nada, siendo fácilmente manipulables?
            Si la Historia enseñada no forma ciudadanos, no cabe duda que vamos hacia el caos. El momento actual en Europa recuerda mucho al los años 20 y 30 del siglo pasado con el auge de movimientos totalitarios, y la generación de  los estudiantes, de los años 80 y 90 no es consciente del peligro que encierran los totalitarismos, porque careciendo de medios para tomar sus propias decisiones acabaran delegando en otros la toma de esta decisión, a no ser que entre todos formemos ciudadanos críticos.
M.F. – "Lo que tenemos que fomentar es el aprendizaje del alumno y no preocuparnos tanto del curriculum. Porque el curriculum es la vida. Y viendo cosas de la actualidad también estamos dando el curriculum, y seguro que podemos  con los contenidos, con las competencias  etc. La historia que no sirva solo para aprobar sino que sea una historia sentida y vivida. Una propuesta para los alumnos de bachillerato es la de ponerse en el pellejo de los protagonistas de la Historia. Buscan información, elaboran el guión y lo preparan para representarlo. Eso ayuda a trabajar la ciudadanía y a ser ciudadanos mas críticos.