Escucha NEO FM online

SOLO POR ENSEÑAR


 “A la memoria de Alberto Rodríguez Sacristán que nunca olvidó las vivencias de su infancia ni la escuela de su padre”.
En programas anteriores hemos recordado a las escuelas de los años cincuenta y sesenta. Esta tarde nos iremos un poco mas atrás en el tiempo para recordar aquellos maestros y maestras que enseñaron a nuestros abuelos o a nuestros padres y madres.
En los primeros años del siglo XX había pocas escuelas en España, insuficientes para la población por lo cual el grado de analfabetismo era muy alto, pero tampoco el nivel pedagógico de los docentes era elevado por lo cual el grado de instrucción de los y las españolas era muy deficiente, sobre todo en las áreas rurales.
Con la llegada de la II República y su intención de conseguir un estado democrático el primer objetivo fue la  Reforma de la Enseñanza para elevar el nivel educativo de los españoles.
Las nuevas leyes se proyectaron para conseguir:
1) Una escuela única, y gratuita para la enseñanza primaria.  La escuela única o unificada desde Infantil a la Universidad, que facilitaría los estudios a todos los que  quisieran seguir estudiando sin más condiciones que la actitud y la vocación.
2) Una enseñanza laica y  mixta. La religión dejó de ser una materia obligatoria y niños y niñas estudiarían juntos.
3) Alfabetizar  sobre todo al mundo rural. Para llevar la cultura a los pueblos más aislados se organizó el Plan de las Misiones Pedagógicas, en las que se implicaron grandes  intelectuales como Lorca. En camionetas se les acercaba a las aldeas y pueblos una biblioteca ambulante, el teatro, el cine, o un museo.
4) A la carrera de Magisterio se le dio titulación universitaria. La formación de los maestros tenía que mejorar, y se les exigió tener completado el bachillerato para entrar en las Escuelas Normales. El maestro se convirtió en una de las personas más cultas de los pueblos.
5) Los inspectores de Educación tenían que hacer cursos de formación para actualizarse. Se crearon las Semanas Pedagógicas y también visitaron países más avanzados para conocer los Sistemas educativos y sus Leyes de Educación.
6) Era una de las pocas profesiones a las que accedía la mujer. Las maestras podían dar clases, aunque lo hicieran en general en sus propias casas.
7) Se introdujeron nuevas materias  educativas como el deporte, la música, el dibujo, artes plásticas y el juego al aire libre.
Todas estas innovaciones tuvieron como soporte la Institución Libre de Enseñanza de donde salieron grandes investigadores, escritores, artistas  y catedráticos, como Ramón y Cajal, Alberto Lista, los Machado, Unamuno...
Pero para poner todas estas ideas en práctica se necesitó de una total  entrega por parte de todos los que estaban implicados. Especialmente de todos los y las maestras que creyeron que la  tarea alfabetizadora y educadora de la sociedad española, fundamentalmente el mundo rural, aun no siendo  nada fácil, era necesaria.
Los invitados que esta tarde nos han acompañado conocieron aquellas antiguas escuelas en las que  la casa del maestro estaba en el piso de arriba.
-         Alberto Rodríguez Sacristán, endocrino, autor de varios libros, novelas y teatro.

-         Jaime Rodríguez Sacristán,  catedrático en psiquiatría infantil por la Universidad de Sevilla, y autor de varios libros de psicología.
- J.RS: La recuerdo (la escuela) con mucho cariño. Con personas con una afectividad y acercamiento y con un sentido de la educación muy personalizado, pensando en el niño que tenían delante y pensando en su futuro que había que transmitirle no solo lo que había que enseñarle, sino lo que había que transmitirle. Tengo muy buen recuerdo de una escuela cuando yo era pequeño, no solo como  por la amplitud, por como lo hacían, por el estilo pedagógico, por la técnica, por los profesores de fuera que invitaban para que nos dieran, por ejemplo, recuerdo sesiones de música, no digo como pequeñas conferencias pero podía considerarse que eran actividades que nos acercaban al mundo que había que conocer. Se le empezaba a dar valor a la gimnasia al aire libre.  En estos años habían recogido el desarrollo de una pedagogía que en España tuvo momentos de extraordinaria transcendencia.
- A.RS: “En aquellos tiempos el maestro cuando iba a un pueblo, era el único vínculo de cultura, de civilización entre el resto del mundo y el pueblo, porque la gente en aquella época no leía el periódico, los únicos que lo leían eran los dos riquillos del pueblo. La cultura y la civilización las llevaba  el maestro al pueblo. El maestro era un personaje  reverenciado. Cuando he vuelto al pueblo, muchos de los alumnos de mi padre me hablaban de él como la persona  que les había puesto en la esfera de la cultura y les había permitido tener un trabajo, una profesión y sobre todo les había enseñado a pensar. La labor del maestro era extraordinaria y como tal era considerado en la sociedad. Esa diferencia entre los pueblos aislados y la capital o ciudades importantes, ese abismo lo cubría el maestro. Eso no se comprende hoy porque cuando tú estás viendo ahora  un programa de televisión, que lo mismo lo están viendo en Barcelona o en Burgos, en Soria o en rincón más escondido, toda España está viendo el programa y saben quien es el personaje. En aquella época nadie conocía a los políticos”.
Debido a esa entrega e ilusión  en esta  trascendente labor, los maestros constituyeron uno de los grupos de personas a  los que  se persiguió  cuando el gobierno que los había impulsado, fue víctima de un golpe de estado.
Con los comentarios de estos amigos hemos puesto nuestro modesto homenaje a aquellos y aquellas maestras que creyeron que su profesión tenía una función transformadora de la sociedad y  vieron truncada  su carrera y su labor en manos de los enemigos del conocimiento y la razón,  simplemente por enseñar. 

MUSICOTERPIA


Los sonidos musicales comienzan muy lejos en el tiempo y su función sedativa ya aparecía con los egipcios.
Los filósofos y pensadores griegos de la antigüedad ya nos hablaban de la música con algunos poderes. Platón decía que la música puede dar placer o sedar. Y Pitágoras encontraba la armonía en los astros y en el alma humana, de tal forma que la falta de armonía ocasionaba un desorden mental.
En el siglo XVIII ya se quiso estudiar estos efectos en los enfermos de forma científica y en s.XIX un médico catalán, Vidal Careta,  decía que la música produce descanso y es un elemento mas social que el café  y el tabaco…y que habría que montar orquestas en los manicomios.
Los grandes estudios comenzaron a hacerse en la 2ª guerra mundial por el uso que se hacía de ella en los hospitales para aliviar a los enfermos. Y desde entonces no se ha dejado de teorizar sobre la influencia que ejerce la música para mejorar estados físicos mentales.
Y, aunque no sepamos la teoría, solemos utilizarlo en la práctica para calmar a los bebés, o adormecerlos, para crear un  ambiente relajante en algunos espacios,  o para conseguir una sensación de paz.
Para ofrecernos mas conocimientos acerca de esta especialidad hemos invitado a
- Antonia de la Torre, Musicoterapeuta Magíster y Supervisora del modelo Benenzón de Musicoterapia y Psicoterapia no-verbal. Fundadora y Co-directora de ISOMUS, Centro de Psicología y Musicoterapia Clínica-Formación-Psicoterapia. Presidenta de la Asociación de Musicoterapia de Andalucía “AMA”.

A. T: -“De un tiempo a esta parte, Andalucía tiene la suerte de contar ya con grandes músicos terapeutas que cada vez hay mas personas que se están formando en Musicoterapia. Hasta hace muy pocos años éramos muy poquitos. Hubo una formación antiguamente en Músicoterapia, pero que ya no está. Hace un par de años se ha conformado otra formación en Almería  que está muy potente y los musicoterapeutas andaluces nos hemos formado muchos fuera de Andalucía porque no teníamos una formación aquí. De aquí que no hubiera profesionales cualificados, pero cada vez hay más musicoterapeutas en Andalucía. Pero es cierto que Andalucía es muy grande, entonces había uno en Málaga, otro en Jaén, otro en Almería y no había esa cohesión. Lo que hacía falta era juntarnos. Por eso era tan importante estas jornadas, para decir cada uno en su ciudad, que cada vez hay más, pero estamos juntos.
Es importante crear una red y de ahí la Asociación de Musicoterapia de Andalucía, que está recientemente creada, para que no nos sintamos solos, como nos hemos sentido algunos de nosotros no hace muchos años, cuando terminamos la formación y nos vimos sin nada; porque realmente hablar en Andalucía de Musicoterapia es tener que empezar a explicar ¿Qué es la Musicoterapia? ¿Qué no es la Musicoterapia? Porque es muy importante diferenciar, qué si y qué no.

Esta comunidad estaba todavía en pañales a diferencia de otras comunidades. Ha sido un empuje muy fuerte  y muy  potente que hacía falta sobre todo para aunar criterios y profesionales y decir que todos juntos compartimos esta profesión porque es la única manera de conseguir ese reconocimiento como profesión sanitaria que es lo que realmente intentamos buscar a nivel nacional”.

IMPULSAR LA EXCELENCIA




Es prácticamente un clásico que Puerta Abierta dedique  uno de sus programas a hablar de las necesidades educativas de los niños y niñas con Altas Capacidades, en cada uno de los 11 cursos que llevamos en antena.
Las Altas Capacidades no siempre tienen un reflejo visible en las personas que están dotadas, muchas pasan desapercibidas, o tardan mucho tiempo en ser reconocidas; otras son evidentes, pero no siempre se tienen medios para estimularlas y desarrollarlas.
La Fundación Avanza  dedicada entre otros objetivos a promover los estudios de los docentes para que desarrollen su labor con mayor  eficacia con este tipo de alumnado, también hace una labor con los Ayuntamientos y los centros educativos para que colaboren en el desarrollo de la Excelencia en el alumnado con Altas Capacidades a través de convocatorias de actividades.  Esta tarde Puerta Abierta quiere poner su grano de arena en dar a conocer algunos de los programas de esta fundación que no solo se dedica a Impulsar la Excelencia sino también la solidaridad de la sociedad.
             En este caso se trata de dar apoyo a  niños y jóvenes que tienen una especial habilidad  para la música, sobresaliendo por encima de aquellos aprendizajes que se les ofrece en los cursos de escuelas  y conservatorios con un compromiso importante: Ellos pueden hacer algo  por la sociedad y la sociedad puede y está obligada a hacer algo por ellos.
            Nuestro programa también abre su puerta para dar un Impulso a la Excelencia y para conocer algunas de las personas que dedican  su tiempo en mejorar la sociedad y mejorar su cultura musical. 
- Alberto Flaño Romero, Presidente de la Fundación Avanza y un gran amigo del programa.
- Tomasso Cogato profesor de piano y director de Andalucía Música y  en la Academia de Estudios orquestales en la Fundación Barenboim -Said de Sevilla y ganador de muchos premios en su carrera, destacando los del Concurso Internacional de piano de la ciudad de El Ferrol.
- José María Pérez Román,  Ex presidente de  la Asociación  Adosse.  Colabora con la Fundación Avanza.
- Carmen Pérez Salmoral, tiene 13 años y estudia  1º de ESO  en el Instituto de Las Encinas de Valencina. 
Ha sido galardonada con un sin número de premios desde los 8 años hasta el presente. Ha sido seleccionada y participa en el Programa formativo para Jóvenes pianistas con Altas Capacidades.
T.C: - “Tiene mucho sentido nuestra colaboración con la Fundación Avanza porque yo pienso que todos los niños que estudian música tienen altas capacidades. Porque necesitas altas capacidades para estudiar música. Porque cuando uno estudia música hace una actividad muy difícil, de las más difíciles que hay. Por una razón sencilla: que aprenden a hacer muchas cosas a la vez. Tocar un instrumento como el piano o el violín significa manejar los elementos de la música que son ya melodía y ritmo, que son dos cosas, luego hay que coordinar dedos, controlar la respiración, los pies… Prácticamente los niños que estudian música en serio  no tienen fracaso escolar  porque aprenden con mucha facilidad, porque hacen una cosa dificilísima.
C.P: A mis padres les gustaba mucho la música y escuchábamos mucha música clásica y me empezó a gustar mucho y me compraron un teclado  pequeño y empecé a tocar ahí. A los cinco años fui a una escuela de música estudiando lo básico del Solfeo y piano. A los seis años ingresé en el Conservatorio Profesional de Música de  Sanlúcar la Mayor y a los ocho años empecé a dar clases con Tomasso.
JM.P: Cuando tenía tres años la llevamos a un taller de Música y movimiento y estuvo allí todo el año. Su profesor nos dijo que la niña tenía un talento superior a los demás y que tenía “oído absoluto”. La familia es fundamental, en todos los niños que estudian música, tengan el nivel que tengan para la constancia y para todo. En el caso de Carmen, que le tiene que dedicar mas tiempo porque el nivel que tiene se lo va exigiendo poco a poco, para los padres ya no es solo mantenerle la constancia que ella la tiene, sino el equilibrio del tiempo que tiene que estudiar piano, el tiempo de los deberes del instituto, el tiempo que tiene que quedar con los amigos. Es complicado, mantener el equilibrio y que todo esté compensado.

A.F: Cuando damos conferencias o vamos a los centros, la pregunta que hacemos es “¿Educar para qué? A veces perdemos las referencias. Hay que intentar sacar lo mejor de ellos y si vemos que alguno está destacando en algún ámbito, facilitárselo, porque no todos van a terminar siendo peones de la construcción. Yo creo que es importante, como dice Kent Robinson buscar el elemento de cada uno y ayudarle a que lo desarrolle. Eso a veces implica ser un poco mas flexible (Con los deportistas de élite no tenemos problemas). A nosotros (la fundación) nos queda todavía mucho camino por recorrer y estamos todavía en la parte de sensibilización y de formación del profesorado porque entendemos que si el profesorado no tiene formación no comprende las necesidades. Nosotros creemos que no todos los niños tienen que estudiar música, aunque la música es muy buena, igual que no todos los niños están hechos para jugar al fútbol, pues no todos están hechos para la música. Hay que ir sacando de los niños y darles posibilidades para que vayan aflorando un poco sus talentos o el ámbito en los que ellos y ellas se sientan más cómodos.